Amor en Salamanca

El día de año nuevo, David, que vive en Madrid, sorprendió a Lara apareciendo por la mañana en su casa sin avisar. En estas fechas en las que todo el mundo se vuelve loco comprando regalos y consumiendo sin parar, son estos pequeños gestos lo que, en mi opinión, valen la pena.

Lara me escribió emocionada contándomelo y vimos la oportunidad perfecta para hacer fotos. Como ella vive en USA y él en Madrid, solo pueden verse cada 6 meses, así que había que aprovechar el momento y la luz del atardecer de diciembre <3