La niebla

Las fotos que os enseño hoy son de hace varios meses, ya que después de este parón he ido almacenando recuerdos y momentos que poco a poco mostraré por aquí. 

Tengo la suerte de vivir al lado del río, y el entorno que veías en las fotos es como mi jardín trasero y el sitio por el que diariamente paseo a Pandi. Sí, lo sé, tengo mucha suerte.

Ese día, una tarde de diciembre, tuvimos el placer de ser acompañadas por la niebla, y eso hace que todo sea más bonito y un poco siniestro, lo que me encanta. Quizás os deprimís un poco por ver tan "mal" tiempo cuando aún estamos en septiembre y nos quedan días de sol y calor, pero sinceramente, yo cuento los días para que baje la niebla de la mano del frío polar. <3