November diary - Day three

Hace un año decidí cambiar mi estilo de vida y convertirme en vegetariana. Fue el documental Cowspiracy (podéis verlo en Netflix) el que me abrió los ojos, y aunque desde hace un par de años siempre me lo había planteado, nunca había dado el paso. Un año después de la mejor decisión de mi vida, he dado un paso más y llevo una semana como vegana. Es el sentimiento de no poder mirar a otro lado cuando sabes ciertas cosas, lo que ha hecho que la transición sea muy fácil. Aunque será difícil decir adiós a los donuts y el chocolate, no puedo tener más ganas de dejar esa etapa atrás.

Una de las cosas que más miedo me daba era perder la tortilla de patatas. Pero hoy las puertas de cielo se han abierto y me han cantado: "Harina de garbanzoooooooo". Apenas he notado la diferencia y, qué queréis que os diga, yo feliz.