November diary - Day twenty-nine

El otro día leí un artículo sobre el estilo de vida danés: Hygge, que quiere decir que vives disfrutando del confort que te dan las cosas cotidianas y sencillas, como estar en casa en un día de lluvia con un chocolate caliente y una manta, pasear por la naturaleza, hacer magdalenas o leer un libro en el sofá. Me sentí completamente identificada y ahora, cada vez que quiero estar tranquila y hacer algo que me aporte paz le digo a mi novio: ¡¡¡Hygge!!! 

Muchas veces es difícil darle al botón de pausa y aprender a gastar una tarde entera leyendo. En mi caso, la culpa se apodera de mi y pienso que he malgastado las horas y que debería haber estado trabajando, limpiando la casa o algo más productivo. Pero he descubierto que definitivamente son esos momentos los que dan luz al día. Me encanta viajar, pero adoro la sensación de volver a casa después de estar varios días fuera; me gusta salir por la noche al cine o a tomar algo, pero me encanta la sensación de desmaquillarme y ponerme el pijama. ¿Me entendéis? 

¿Qué opináis vosotros de este tema? ¿Practicáis el hygge como estilo de vida?