November diary - Day two

Desde hace un par de meses, mis días han consistido en trabajo, trabajo y trabajo. La pantalla del ordenador es mi paisaje diario y el sofá del salón se ha convertido en mi oficina. Con tanto trabajo he dejado bastante desatendido mi estudio y me da vergüenza entrar y ver lo desordenado que está, así que el salón me sirve de momento. Lo bueno de eso es que siempre tengo a Pandi cerca mío dándome calor.

DiarioNoviembre0002.jpg