Tarazona

Hace unas dos semanas cogimos el coche y pusimos rumbo a Tarazona. Si eres amante de la arquitectura, este lugar no te decepcionará. Toda la ciudad está coronada por numerosas torres de estilo mudéjar que dejan con la boca abierta. 

El complejo de la catedral está muy bien restaurado, la torre y el cimborrio son sencillamente espectaculares, de eso que te quedas mirando un buen rato intentando percibir cada uno de los detalles.

En el viaje de vuelta a casa hicimos unas cuantas paradas en algunos pueblos que nos habían llamado la atención desde la carretera, pero si os soy sincera, no me acuerdo de los nombres. 

Tampoco recuerdo el nombre del restaurante en Tarazona donde comimos, pero estaba todo delicioso, me gustaría volver solo para comerme otra ración de sepia.

Esta foto no está nada posada ;)

La verdad es que disfruto mucho de estas pequeñas escapadas de fin de semana en las que te levantas temprano, coges el coche, pasas el día en otro sitio y vuelves antes de que anochezca justo para ponerte el pijama y relajarte el resto del día. Aunque llevemos ya 2 años en Soria, nos falta muchísimo por descubrir, tanto de la provincia como de los alrededores y tenemos una lista muy larga de lugares que queremos conocer. Poco a poco. Es curioso que, como todo está tan cerca, siempre decimos, bueno, ya iremos, y luego nunca sucede. Estamos trabajando en ello.

¡Muchos besos!