Dublin

¿Este blog se ha actualizado 5 días seguidos? ¿En serio? Sí, sí, no son alucinaciones... y si todo va bien, mañana estaré otra vez aquí con vosotros ¡Estoy on fire!

Hoy os enseño las fotos de Dublín y el Web Summit, que para los que no lo sepáis es un congreso tecnológico que se celebra cada año y al que vas a dar promoción a tu empresa y cosas así. Suena aburrido, pero nada más lejos de la realidad. Ha sido una gran experiencia donde he tenido la oportunidad de conocer a gente de todo el mundo y hablar todo el día en inglés (punto para mí). El congreso duraba 3 días, por lo que no tuvimos mucho tiempo para hacer turismo, pero lo que pude ver de Dublín me enamoró y mucho.

Al Web Summit no fui yo por mi cuenta, mi buena amiga Iris me invitó para ayudarla con Hero&Creatives, proyecto maravilloso del que ya os he hablado aquí

Fuimos 4 los encargados de hacerle saber al mundo que hay otra manera de viajar y ha sido genial conocer a gente nueva. Tengo que decir que pasó de todo, bueno y malo, muchos momentos divertidos y algunos surrealistas al más puro estilo cámara oculta (creerme, hubo algún momento que estaba esperando que saliera Ashton Kutcher y me dijera: YOU'VE BEEN PUNKED!!). 

(sí, esta soy yo intentando montar en un pennyboard sin ningún acierto).

Fuera del drama momentáneo y la locura transitoria, tengo que decir que lo he pasado en grande. No dormí nada, eso sí, gracias a una texana fumadora (thank you Sarah por tus ronquidos), he intercambiado ropa con Iris como si fuéramos hermanitas, hemos bailado e incluso hicimos corro con gente de los más variopinta (un biólogo polaco de unos 50 años que tenía unos grandes movimientos de baile, por ejemplo), hemos llorado (la escena de ataque de nervios que monté en el aeropuerto bien merece un capitulo a parte...), he hecho daily vlogging, que para quien no lo sepa es grabarte durante todo el día, lo que haces, lo que dices, etc. No creo que lo haya hecho muy bien y encima mi ordenador no lee los archivos, pero si consigo rescatarlos quizás podréis verme diciendo tonterías y haciendo el ridículo en general, algo que es muy común, por otra parte. Hablando de rídiculos, durante el summit no solo hubo tiempo para ser serias y profesionales, también hubo momentos hilarantes, como... no sé como decirlo... ¡Rapear! Y encima ganar un premio con ello... Si sentís curiosidad podéis vernos sacar al Snoop Dogg que llevamos dentro en este vídeo (sí, aunque es un playback el rap lo grabamos unos minutos antes, somos nosotras de verdad... derrochamos flow) y ver nuestras mejores poses de 50cent en esta foto... No tiene desperdicio y encima fue el mejor momento de todo el viaje ¡SUBIDÓN!  

¡MEMES!

El viernes tuve un ratito por la mañana para perderme en busca de la casa de James Joyce, que resultó estar cerrada (incluso parecía abandonada), pero fue la excusa perfecta para dar un paseo por la rivera del río y ver miles de iglesias, edificios centenarios y casitas preciosas con puertas de colores. 

Las calles de Dublín derrochan energía, en serio, en cada esquina hay música, una banda, gente bailando o algún pub que está a rebosar de gente amable, sobre todo por la zona del Temple Bar, que no me pudo gustar más, llena de cafeterías preciosas y tiendas que volverían loco a cualquier amante de los libros y la ropa de diseño (el tema de lo caro que es todo mejor lo dejamos para no aguarnos la fiesta).

El sábado tuvimos la suerte de quedar con unos amigos de Iris, que a la vez tenían visita española y mejor no lo pudimos pasar. Dimos una vuelta por la zona de Trinity Collegue bajo la lluvia, comimos en un italiano delicioso, disfrutamos de un concierto de música irlandesa y salimos a tomar algo por la noche justo antes de coger un taxi que nos llevará de vuelta a la realidad. El rato que compartimos con ellos y todos sus amigos fue divertidísimo y no habrá palabras suficientes para agradecerles toda su paciencia y cariño, porque ese día pasaron cosas muy raras y no dejaron de apoyarnos en ningún momento, no preguntéis ;) 

Dublín, volveremos a encontrarnos, lo prometo. ¡Muchos besos!