Dear Monday

Hoy estoy muy musical, así que he pensado en enseñaros mis videoclips favoritos de todos los tiempos. No tienen ni por que estar bien hechos, ni ser mis canciones favoritas, ni nada, simplemente me motivan y siempre acabo viéndolos. Ahí los tenéis.

No podía faltar el vídeo musical por excelencia, un clasicazo que a mi me sigue encantando.

Este tema es uno de mis favoritos desde hace 4 años, es mi tono de llamada y el vídeo me vuelve loca.

Este vídeo es la "leche" (premio a la broma del año para mí).

¿Quién no se ha creído alguna vez Richard Ashcroft cuando ha sonado su canción favorita en el mp3 mientras caminaba por la calle?

Fuegos artificiales. Nada más que decir.

Bruce Willis, dibujos animados, carretera por el desierto y un policia patoso... es todo lo que necesito en esta vida.

Recuerdo que conocí a Gwen Stefani a través de este videoclip y me dejo prendada por la temática de Alicia en el país de las maravillas.

Si haces un vídeo en el que cortas la canción para poner diálogos... me ganas.

Vestido de baile de promoción y deportivas.

Ya os dije en esta entrada que si no os gustaba esta canción es que no tenías corazón, y si no os gusta el vídeo ya es que no merecéis que os dirija la palabra.

Love of Lesbian se merecerían toda una entrada con sus videoplips, ya que son obras de arte, pero elijo a mi querido guisante porque además de ser mi canción favorita de los lesbianos, este vídeo fue mi iniciación en su mundo y eso siempre estará en mi memoria. 

Durante mi época emo (ejem, ejem), My Chemical Romance fue uno de mis grupos favoritos y este vídeo siempre me ha gustado especialmente. 

¿De verdad hace falta que diga porque me gusta este videoclip?

¿O este otro?

Ilustraciones bonitas y música maravillosa no, que me enamoro.

Siempre he querido hacer algo parecido, ¿alguien que se ofrezca a limpiar después?

Estaréis hasta el moño de esta canción y todo lo que queráis, pero a mi este tema me sube la moral al cielo, el vídeo de 24 horas es LO MÁS, y lo que ha hecho este señor este año se merece un piso, una escultura y un gorro que le llegue hasta las nubes si él quiere.

Si queréis emocionaros y llorar un ratito ver ésto y luego me pedís un pañuelo.