Paseos nocturnos

Mi calle favorita de Soria es la calle Zapatería. Es una calle estrecha, vieja, con casi todos los edificios mal cuidados y con el suelo mal asfaltado. Aún con todos estos defectos, es la calle que más me gusta por que es la que más me recuerda al casco histórico de Salamanca. Parece que voy caminando por allí y perdiéndome por las calles mal iluminadas y con edificios en los que en muchos casos solo queda la fachada.

La semana pasada estuve en Salamanca y disfrute de la soledad nocturna caminando por casi todos los lugares en los que pasaron cosas maravillosas cuando vivía allí. Compré una porción de pizza en un sitio nuevo genial y me pateé la ciudad hasta que dejé de sentir los pies mientras hacía unas cuantas fotos y me sumergía en los recuerdos.

Y de regalo unas fotos de Vilma, a la que echo muchísimo de menos, y es que no es para menos, mirar que carita.