Love of Lesbian en Burgos

Pues sí, el sábado estuve en Burgos disfrutando mucho, mucho, mucho. A parte de lo obvio, el concierto, la ciudad se presento como algo excitante. La cantidad de bares y cafeterías bonitas en Burgos es sorprendente y yo, qué queréis que os diga, estaba en el cielo. Si hay algo que me gusta son los lugares cuidados, en los que se tienen en cuenta los pequeños detalles. Como esta pequeña cafetería llamada ''La modernista".

Fuimos a varios sitios más, pero ya nos les hice fotos por que, ya sabéis, a veces veo la vida a través de los ojos y no del objetivo. Solo a veces. 

Llego el gran momento del día y nos dirigimos hacía El Hangar, que es un sitio muy chulo, pero con una columna en el centro del escenario que lo divide en dos y es un poco raro, pero bueno, tenían buena música mientras esperábamos a que empezara el concierto. Salté, coreé, grité, pasé calor y me divertí muchísimo. El concierto fue genial, y eso que el cantante, Santi Balmes, estaba enfermo y había estado vomitando minutos antes de salir a cantar. Pero ahí estaba, dándolo todo como un dancing queen. Hubo varios momentos de éxtasis universal y aunque eché de menos alguna canción (mi querido amante guisante) no puedo quejarme de nada de esa noche. Encima cuando terminó el concierto, Julián, un componente de la banda me firmó un disco y nos hicimos una foto juntos, aunque esa foto no verá la luz por que está desenfocada no, lo siguiente. Una pena que el objetivo fallará justo en ese momento. 

Miradlos que bonitos ellos. Aún me dura la felicidad del concierto, como una onda expansiva que se ha extendido hasta el infinito y dura y dura, lo que ha sido muy útil por que esta semana ha estado llena de cosas que me han tenido muy, muy ocupada, pero me siento bien por que me he divertido mucho. Han sido las Jornadas Gráficas en mi escuela y hemos tenido varias conferencias muy interesantes. Iván Castro nos habló de lettering, tuvimos la suerte de tener a Clara Montagut, directora de arte de la revista Esquire, y ayer fue el mejor día porque David Jimenez vino a darnos una conferencia sobre fotografía. Fue alucinante, que hombre tan interesante, nos habló de todo, hasta de física cuántica, y por la tarde asistí a un taller que él impartía y que resultó incluso mejor que la conferencia, así que puedo decir que ha sido una buena semana. Y para rematarla, hoy voy al teatro ¡Siiii! Tengo muchas ganas de ir, pues hoy, por fin, voy a sentir La Llamada  y presiento que va a ser una gran noche, así que ya os contaré que tal esta experiencia religiosa.

Espero que paséis un gran fin de semana, ¡muchos besos!